Villa sibis modern dollhouse

Puede parecer que las casitas de muñecas son tan solo un juguete de épocas lejanas, cuya vigencia en la actualidad, como elemento didáctico y lúdico destinado a la infancia no tiene cabida en la era tecnológica. Nada más lejos de la realidad.

kids dollhouse to play

En un principio las casas de muñecas comenzaron siendo un juego de adultos, un elemento a medio camino entre representación de la realidad y un gabinete de arte. Su origen data del siglo XVII cuando en países como Alemania, Holanda e Inglaterra comenzaron a coleccionarse como objetos decorativos por las familias más acaudaladas. En ellas los propietarios distribuían en sus pequeñas habitaciones los muebles, accesorios y decoraciones con tanto o más mimo que en la propia realidad.

Con el paso del tiempo, sin embargo, los niños empezaron a formar parte de estos elementos decorativos. Interactuaban con ellos, sobre todo con las estancias principales como la cocina, y de ese modo comenzaban a aprender las reglas de la sociedad en la que vivían. Sus juegos hacían partícipes a los niños de la vida adulta haciéndoles aprender de manera lúdica las bases de su desarrollo social.

La experimentación de los niños de un espacio adecuado a su escala y la similitud entre estas casitas de niños y la realidad que les rodea les permite adquirir conocimientos y habilidades para desenvolverse en su entorno de una manera lúdica y divertida.

Por suerte, hoy en día estas casitas infantiles aún tienen mucho que ofrecer. Su adaptación a las nuevas aptitudes sociales de nuestro tiempo ha hecho que se adecúen aún más al proceso de desarrollo de los niños, mejorando su aprendizaje en entornos cada vez más ajustados a ellos y con mayor potencial creativo.

Las casitas de niños han centrado la atención de las mentes creativas desde sus orígenes, haciendo de su construcción un espacio enriquecedor y didáctico. Su diseño ha sido centro de atención de mentes creativas, desde el propio arquitecto inglés Sir Edwin Lutyens a inicios del siglo XX hasta la actualidad, dado que la calidad arquitectónica de estos pequeños elementos debe ser uno de sus principales requisitos. La adecuación a escala infantil de un espacio no debe menospreciar la calidad de su diseño, pues en él se agrupan los potenciales impulsores del aprendizaje.

Modern dollhouse on plywoodCasita de muñecas, miniatura de la de Arne Jacobsen
De esta manera, existen modelos realizados bajo la influencia de grandes arquitectos como Arne Jacobsen (editado por Minimii),  o los diseños de casitas de juego de Eugenia Pruns, y nuestra propia versión de la Kyoto, incluso en Pinterest hemos encontrado una buena selección.

Las casitas de muñecas permiten el acercamiento desde la infancia a un modo de percibir el espacio, aprender y crecer en un ámbito enriquecedor para la experiencia de los juegos infantiles, lo que potenciará en un futuro las capacidades sociales de aquellos que a día de hoy las disfrutan.

 

Categories:
  Casas de muñecas, Juguetes, Niños
this post was shared 0 times
 000
About

 admin

  (56 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.